domingo, 11 de febrero de 2018

La Casa de Hojas, o cómo tener pesadillas de verdad.


Título: La casa de hojas
Autor: Mark Z. Danielewski
Editorial: Alpha Decay
Año: 2013
Género: Misterio, ¿Terror?
Número de páginas: 736  
Sinopsis: Will Navidson, un famoso fotoperiodista premiado con el Pulitzer, se traslada con su familia a una casa en el entorno rural de Virginia en un intento de salvar su matrimonio, seriamente perjudicado por sus viajes continuos y su adicción al trabajo. Además de Navidson, la familia está compuesta por la hermosa ex-modelo Karen Green y los dos hijos pequeños de ambos. Muy pronto, Will descubre que la casa presenta una anomalía arquitectónica singular: su espacio interior es ligeramente más grande que el que debería ocupar según sus dimensiones exteriores. Este es el arranque de El expediente Navidson, un fascinante documento que narra los sucesos acaecidos en la casa de Ash Tree Lane, es decir La casa de hojas. Will Navidson tratará de averiguar qué secreto esconde La casa de hojas, al mismo tiempo que procurará poner a salvo a su familia. Un viaje para el que recabará la ayuda de todos los medios a su alcance, incluida la de su hermano gemelo Tom, un profesor universitario y hasta toda una expedición de espeleólogos. Mientras Will y sus seres queridos se enfrentan a los peligros de esa casa encantada, un joven tatuador de Los Ángeles, el carismático y tierno Johnny Truant, malvive y quema las noches a una velocidad vertiginosa de la mano de su inseparable escudero, Lude. Las historias de Truant y Navidson se entrelazarán gracias a un hallazgo que cambiará la vida de todos los personajes inolvidables que atraviesan esta monumental novela.

Mi opinión:
No sé ni cómo empezar. De hecho, ni siquiera tengo claro haberme leído una novela, un libro. Esto no es exactamente un libro, la verdad. Y de novela tiene pooooco, poooooco. Pero que eso no os eche para atrás.

¿Puede ser un libro algo más que un libro? Sí, porque este libro es una maqueta. De verdad.

Tal y como indica el título, en esta historia hay una Casa. Y si os digo que con la novela se recorre una casa, os imaginaréis descripciones de pasillos, ventanas, puertas, sótanos… sí, pero en este caso es más, muchísimo más.
Con este libro recorres la Casa de Ash Tree Lane.


                                                                              ESCALERAS
                                                               S
                                               E
                               B
                U
S


Y también                B
                              A
                              J
                              A            
                              S casi hasta el infierno.

Recorres un laberinto, y sientes cómo las paredes se estrechan. Lo ves, lo sientes y lo padeces. 
             
A ver, intentaré ser un poco más clara (no como la novela). Cuando lees este libro, te enganchas. Y creo que no tiene nada que ver que la mitad de la historia la protagonice un colgado. Sí, la mitad de la historia, porque hay dos. Una “arriba”, la principal, la que transcurre en la casa, la genial y también la que asusta pero para bien. Otra “abajo”, en las notas a pie de página. Sí, el supuesto autor/editor del libro, el “colgado” te va comentando debajo la historia que se desarrolla “arriba” y también va narrando su asquerosa vida, la actual y la anterior, las dos igual de insoportables. Este segundo narrador relata su relación con la historia principal, y la ansiedad que le genera, y los terrores nocturnos que le provoca. Tampoco sé si es casualidad que yo haya tenido las peores pesadillas de mi vida mientras me leía este libro. Prometo que no hay escenas terroríficas, ni mucho menos en la novela. Yo, de hecho, no lo consideraría un libro de terror, sino de misterio simplemente. Pero es que SE-TE-ME-TE-DEN-TRO.

Hay incluso un tercer narrador, las notas de los editores. Los editores de este mundo, para que me entendáis, los reales, aunque los muy bichejos también entran al trapo y te engatusan con sus aclaraciones, que no sabes si son fantasía o van en serio.

En definitiva, es un caos, un auténtico laberinto. Tres narradores, más de 700 páginas, al menos dos historias completas y un apartado final de apéndices y anexos que te descolocan más aún. Y los saltos, por supuesto. Vas por la página veintisiete “arriba”, que te manda al pie de página 16 “debajo”, que a su vez te manda al pie de página de la página 235, que tiene su explicación en “las cartas de su madre” anexadas en el apéndice E. Y luego llegas a la página 304, donde tienes que girar el libro para leer los párrafos encuadrados de las siguientes cincuenta páginas y tras los que tienes que volver a la 305, para seguir leyendo tranquilamente.

En fin, este libro es un dolor. Pero vale la pena leerlo si te gustan los retos. Sinceramente, creo que cuando lo terminas recibes un carnet vip platino y entras en el reducidísimo grupo de personas que han logrado escapar de Ash Tree Lane.

Si quieres algo diferente, aquí lo tienes.

Si quieres un libro único, no busques más. Sólo piérdete, en la Casa de Hojas.




Nota: indefinible. 


jueves, 1 de febrero de 2018

THE WICKED + THE DIVINE, PARTES 1 Y 2



Título: The wicked + The divine
Autor: Kieron Gillen y Jamie McKelvie,
Editorial: Norma Editorial
Año: 2017 (España)
Género: comics
Páginas: 200
SinopsisCada noventa años, doce dioses regresan como jóvenes. Los aman. Los odian. En dos años, mueren todos. Está ocurriendo ahora. Está volviendo a suceder.



Mi opinión:
Si el año pasado fue #Elañodelostochos (recordemos ese largo, largo, largo verano con La Regenta, los terrores nocturnos con La Casa de Hojas, y otros dolores de espalda como El Asesinato de Sócrates, Todo Esto Te Daré, Origen o La Química) este, por azares de la vida, se ha postulado ya como #Elañográfico.
Y es que sí, por fin voy a atreverme con los cómics. No creo que caiga en el sobreexplotado mundo de los superhéroes (paciencia, señor), pero como buena fan de Moderna de Pueblo, siento atracción por las novelas gráficas, especialmente escritos por chicas y para chicas (aunque, de verdad, a mí misma me cabree este encasillamiento). He leído poco de novela gráfica o libro ilustrado, pero aparte de Moderna de Pueblo, me han enamorado Pedrita Parker, o Lucía Be, que recordemos, me regaló el libro MÁS BONITO DE MI ESTANTERÍA.
Así que me estoy atreviendo por ese lado oscuro y extraño, de lomos estrechos, de las estanterías de cómics. Y precisamente, haciendo caso a Pedrita Parker me hice en la biblioteca con “Gazpacho Agridulce”, una historia chino-andaluza de Quan Zhou Wu, de la que esperaba muchas risas y menos confusión.
En fin, ya me desahogué en Instagram, así que no hagamos más sangre aquí.

¡Pero no me voy a rendir a la primera! Y me he dejado influir por otra recomendación, esta vez de Javier Ruescas, que hablaba de estos comics en sus stories. La verdad es que no daba un duro por ellos, ya las portadas me tiraban para atrás. Pero han resultado ser extrañamente adictivos. Y sí, “extrañamente” es el calificativo que mejor les va.
Me han gustado muchísimo las ilustraciones (de verdad, las expresiones no pueden estar mejor captadas, increíble que sean dibujos), y la historia, que es rara de narices, te tiene en vilo. Los colores, casi místicos, espectacular. Además, me gusta que sea una historia continua, no una serie de viñetas sueltas, que es lo que ME-MA-TA de los libros ilustrados (véase… La Volátil, por ejemplo. Que molan-mil sus ilustraciones, pero NO como libros). ¿Qué más me gusta de TW+TD? Que están acertadamente publicados en “packs” de varios números. De momento están disponibles los tomos 1 (del 1 al 5) y 2 (del 6 al 11), así que no hace falta ir siguiendo “grapilla” a “grapilla” semanal o mensual. ¿Qué más? Que es inesperado. Ocurren cosas que no te esperas. Y a pesar del lado tétrico-sanguinario de la historia, no resulta desagradable. También creo que habla de algo real, el fanatismo, los (locos) fenómenos de seguidores… La protagonista es lo suficientemente sincera como para narrar lo loca que está por sus ídolos y lo estúpido, pero irremediable, que es para ella.
En definitiva, que lo recomiendo mucho. Para mí ha sido una rotura de moldes, y una incursión fuera del mundo colorido y femenino, pero sin caer en la invasión repetitiva de superhéroes que está ahogando el género.
Aún faltan las últimas partes por salir de esta ¿saga? de siete volúmenes, que espero pillar en los próximos meses.

Mi puntuación: un 8 sobre 10.  

sábado, 20 de enero de 2018

LIBROS QUE SERÁN PELÍCULA ESTE 2018

La lista de este 2018 vuelve a ser larga, aunque no tanto como otros años. Vamos allá con los libros que saltarán a la gran pantalla este año que empieza:





EL CORREDOR DEL LABERINTO 3: LA CURA MORTAL (de James Dashner): ya llega, después de muchísimo retraso (y de un accidente casi mortal del protagonista durante el rodaje) la tercera y última parte de la trilogía del Corredor del Laberinto. Este enero ya podemos estrenar la lista.




ANNIHILATION (de Jeff Vanermeer): el 23 de febrero se estrena esta historia científico-fantástica de un libro muy, muy bien valorado. La película está protagonizada por Natalie Portman  y tiene pintaza.










50 SOMBRAS LIBERADAS (de E.L.James): termina la adaptación al cine de la famosa trilogía de cincuenta sombras. Para febrero, en España.









A WRINKLE IN TIME / UN PLIEGUE EN EL TIEMPO (de Madeleine L’Engle): la próxima peli de Disney será de aventuras, científica y fantasía, con Oprah Winfrey y Reese Witherspoon de protagonistas. El 9 de marzo, en pantallas.







READY, PLAYER, ONE (de Ernest Cline): el retraso en esta adaptación dirigida por Steven Spielberg, que se espera desde el año pasado, se resuelve previsiblemente este marzo. A pesar de la expectación que había creado esta adaptación para las pasadas navidades, ¿cómo competir con Star Wars? Veremos si se mantienen las nuevas fechas.







THE GUERNSEY LITERARY AND POTATO PEEL PIE SOCIETY (de Annie Barros y Mary Ann Shaffer): en abril llega la adaptación, que se llamará simplemente “Guernsey” de la novela “La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guernsey”, protagonizada por la joven Lily James (la más reciente y humana Cenicienta)






SIMON VS THE HOMO SAPIENS AGENDA: la película, que se llamará solamente “Love, Simon”, se estrenará el 4 de mayo y tratará sobre la homosexualidad adolescente.









¿A DÓNDE FUISTE, BERNADETTE? (de Marie Semper): prevista para el 11  de mayo y protagonizada por Cate Blanchett, cuenta la historia de Bernadette, una arquitecta y madre agorafóbica que, de pronto, desaparece.







JURASSIC WORLD 2: EL REINO CAIDO (basado en el mundo original creado por Michael Crichton): secuela de la cuarta adaptación que se hace de Parque Jurásico, y que salió en 2015. Repiten la mayoría de los actores, sobretodo los protagonistas, a quien se les une (confirmado) Jeff Godblum. ¿La sorpresa? El director: el español Juan Antonio Bayona. Para junio, en cines.




GENTE QUE VIENE Y BAH (de Laura Norton): es la segunda de la autora que se lleva al cine, después de la (lo siento, pero) ESPANTOSA adaptación de “No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas”. Leí ambos libros, me gustaron (uno más que otro) y estaba contentísima con la adaptación, que espero de verdad que esta vez no sea un absoluto destrozo de la novela. Igual que para la anterior película, cuentan con actores requete-conocidos: Clara Lago, Carmen Maura, Alexandra Jimenez, Alex García… ¿Las reseñas? aquí y aquí.





LA SELECCIÓN (de Kiera Cass): esta súper esperada adaptación de la saga juvenil, que se lleva rumoreando años sobre su producción ya tiene directora y fecha supuestamente confirmada: el 1 de julio.








MENTES PODEROSAS / THE DARKEST MINDS (DE Alexandra Bracken): el 14 de septiembre se estrena la adaptación de esta saga juvenil futurista.








THE GIRL IN THE SPIDER’S WEB / LO QUE NO TE MATA TE HACE MÁS FUERTE (de Stieg Larsson): la cuarta parte de la saga Millenium llegará a los cines el próximo octubre. Y no, no está equivocado, adaptan la cuarta parte saltándose la segunda y la tercera. De la primera parte, “Los hombres que no amaban a las mujeres”, no repite ningún actor.








PESADILLAS: HORRORLAND (de R.L. Stine): tras la película de 2016 basada en las famosas novelas infantiles de miedo, sacarán este año una segunda parte basada sólo en la novela de Horrorland.  







ANIMALES FANTÁSTICOS Y DONDE ENCONTRARLOS 2 (basado en las novelas de J.K. Rowling): en noviembre de 2018 llegará la segunda parte de esta trilogía.









EL REGRESO DE MARY POPPINS (basado en el personaje de P.L. Travers): vuelven a adaptar la historia de la famosa niñera, ¡con un elenco de puro lujazo: Emily Blunt, Meryl Streep, Colin Firth, Dick Vand Dyke y Angela Lansbury! Se estrena el día de Navidad.








Sin fecha confirmada, pero dentro de este 2018, encontramos:





THE BLACK HAND (de Stephan Talty): producida y protagonizada por Leonardo DiCaprio, esta historia de suspense y crimen, narra la historia del origen de la mafia americana.








BOY ERASED (de Garrard Conley): protagonizada por Russel Crowe y Nicole Kidman, narra la historia (medio autobiográfica) de un chico de 19 años, hijo de un predicador, que le cuenta a sus padres que es homosexual.









BEL CANTO (de Ann Patchett): aún sin fecha, pero previsiblemente protagonizada por Julianne Moore.









EL LIBRO DE LA SELVA: ORÍGENES (de Rudyard Kipling): dirigida por Andy Serkis (a quien conocemos por interpretar a Gollum), estará basada en la tecnología de captura facial y contará con nombres súper conocidos como Cate Blanchett, Christian Bale y Benedict Cumberbatch.







LOS FUTBOLÍSIMOS (de Roberto Santiago): adaptan la primera novela de una larga serie infantil, “el misterio de los árbitros dormidos”. Contará con actores españoles conocidos: Joaquín Reyes, Antonio Pagudo,…





SUPERLÓPEZ (de Jan): el superfamoso héroe español llegará a los cines humanizados. Aún no hay fecha pero las fotos del protagonista, Dani Rovira, con el traje, no tienen pérdida.




CASTLE ROCK (de Stephen King): esto no será una película basada en un libro sino una serie basada en muchas novelas de Stephen King que se ambientan en esta localidad ficticia.




Y, como siempre, tendremos una CADA VEZ MUCHO MÁS larga lista de comics que pasan a ser películas, con la guerra entre DC Comics y Marvel llegando a niveles preocupantes. Este año, tendremos, como mínimo:
  •           Black Panther
  •           The Flash
  •           X-Men: los nuevos mutantes
  •           Vengadores: Infinity War
  •           Deadpool 2
  •           Ant- Man and the wasp
  •           Venom
  •           X-Men: fénix oscura
  •           Aquaman
  •       Spiderman: un nuevo universo


domingo, 20 de agosto de 2017

¿Te gustan los libros? ¿y el cine? ¿y los musicales? ¿y los clásicos? Entonces, voy a darte una alegría.



…We’re going to see the Wizard!
…The Wonderful Wizard of Oz!


Hoy la cosa va de musicales. Y de descubrimientos. De versiones muy antiguas, muy nuevas y de todo el camino (amarillo) que hay entre ellos.

En el año 1900, se publicó en Estados Unidos el libro infantil “El Maravilloso Mago de Oz”, escrita por Lyman F. Baum. La novela se hizo tremendamente popular en Norteamérica y también en Europa, por ser pionera en el cambio que experimentó el género infantil en esa época, pero no tanto como la famosísima versión cinematográfica de 1939, un archiconocido musical, también pionero en su especie, que superó a todos hasta entonces.

(Ajá, sí, se merece todos los adjetivos, no es que esté superlativa yo hoy)

Ni qué decir que se han hecho más de una decena de adaptaciones al cine de esta novelita, y también obras de teatro de muchos tipos. Es más, el propio autor original escribió otras 13 novelas, todas basadas en el Mundo de Oz.

(Duda existencial: ¿por qué será que estas otras novelas no son, ni de lejos, tan conocidas como la original? ¡Iluminadme!)

Y hoy en día, 117 años (¡en serio! ¡117!) después de la publicación de la primera edición de “El Maravilloso Mago de Oz” en Chicago, hay también un musical que lleva más de 10 años siendo referencia en Brodway o el West End londinense. 13 años de lleno diario en las butacas. Estoy hablando del conocido musical Wicked (que tuve el gran privilegio de ver el año pasado en Londres. Todavía no me lo creo).


Para ser sinceros, conocía este musical y me sabía, de hecho, un par de canciones de memoria (bendito Glee!), pero como las entradas llegaron a mí por sorpresa, fui a ver la obra sin conocer la historia. Obviamente, me requeté-encantó, pero (já) no me enteré de la mitad de las frases. Pues sí, mi inglés-intermedio-alto-de-currículum tiene sus limitaciones. Así que, qué mejor que ir a la raíz: me hice, para mi gozo, con el libro en el que se basa el musical: Wicked, memorias de una bruja mala. 



Y es que sí, todos conocemos a Dorothy, y a la Malvada Bruja del Oeste, esa de piel verde y monos voladores. Pero, ¿de dónde viene esta bruja? ¿Por qué se volvió tan mala? ¿y por qué ella es verde y su hermana, la Malvada Bruja del Este, no? Todo esto seguramente se lo preguntaba Gregory Maguire y, en 1995 publicó esta reinterpretación del cuento infantil, dándole una completa vuelta de tuerca.

(Si os interesa el tema, Gregory Maguire tiene más adaptaciones del estilo: Mirror, Mirror, que reinterpreta Blancanieves; Confessions of an ugly stepsister, relectura de la Cenicienta, etc.)

¡Y madre mía! Tenéis que leer Wicked. Es una historia de fantasía, estilo clásico, muy interesante, oscuro sin ser de miedo y muy original. No puedo compararla con nada que haya leído hasta ahora, porque ha sido totalmente inesperada. Es interesante, es sorprendente, es diferente. Engancha y enamora. La protagonista, sí, es Elphaba, la futura Bruja Mala del Oeste, que tiene una vida larga y fascinante, creedme. Pero no sólo se conoce a este personaje, también sabremos de donde sale Glinda, la bruja buena del norte, o los detalles de cómo llegó Dorothy a Oz, quién es el Hombre de Hojalata, cuál es el origen del Espantapájaros… en fin, todas las respuestas que un buen fan demanda, a su disposición.

El musical también es una obligación: aúna el cuento original, la reinterpretación de Gregory Maguire y conserva el aire musical familiar. Es una historia diferente a la de los libros, menos oscura y terriblemente divertida (te lo pasas bomba viéndolo, de verdad), y sus canciones son ya casi míticas.

Yo he visitado el mundo de Oz de una manera un poco desordenada: vi la película clásica, vi el musical, me leí Wicked y acabé leyendo el cuento infantil original. ¿Mi recomendación? El orden natural de las cosas, por supuesto: el cuento original, la peli antigua (que es guaaaaaaaaay, sobre todo para ser de los años 30), leer Wicked y pedirle a los Reyes Magos las entradas para el musical.

¿Y por qué ver y re-ver, leer y re-leer la misma historia varias veces? Porque creedme, ninguna sobra. Son TODAS diferentes. Incluso el musical acaba por no parecerse en nada al libro en el que se basa (tranquis, sin spoilers), pero aun así es imprescindible para reconciliarte con la historia.

Mi siguiente baldosa amarilla es leerme la segunda parte de Wicked, “Hijo de Bruja”, que, por suerte, está publicado en España.

Así que ya os contaré sobre el futuro de la Ciudad Esmeralda! 


domingo, 13 de agosto de 2017

CONFIRMADO, ¡MUERTE A LAS SEGUNDAS PARTES!


Título: Matar a un Ruiseñor
Autora: Harper Lee
Editorial: HarperCollins
Año: 1960
Género: Novela
Sinopsis: “Disparad a todos los arrendajos azules que queráis, si podéis acertarles, pero recordad que es un pecado matar a un ruiseñor”. Este es el consejo que da a sus hijos un abogado que está defendiendo al verdadero ruiseñor del clásico de Harper Lee: un hombre de color acusado de violar a una joven blanca. Desde la mirada de Jem y Scout Finch, Harper Lee explora con humor y una honestidad insobornable la actitud irracional que en cuestiones de raza y clase social tenían los adultos del Sur profundo en los años treinta. La conciencia de una ciudad impregnada de prejuicios, violencia e hipocresía se enfrenta con la fortaleza y el heroísmo se enfrenta con la fortaleza y el heroísmo silencioso de un hombre que lucha por la justicia.
Nota: un 10.
Te gustará si te gustóEl curioso mundo de Calpurnia Tate, Criadas y Señoras.
________________________________________________________________

Este es un caso raro. Muy raro.

Si os hablo de novelas protagonizadas por una heroína femenina, que se sale de la norma, que es única, con la que te sientes muy a gusto, de esas que parece que conozcas de toda la vida, y que defiende las injusticias en un mundo que parece distinto aunque sabemos que es el nuestro… opresión, tiranía, protagonistas con una visión diferente que quiere cambiar las cosas…

¿Creéis que estoy hablando de la última distopía de moda? ¿Una Katniss Everdeen? ¿Una Tris Prior? Pues casi, pero no. Mi última lectura es un clásico, un clasiconazo, de hecho, famosísimo y con 57 años recién cumplidos. Parece mentira, pero “Matar a un ruiseñor” pudo haberse publicado el mes pasado y no me hubiera extrañado nada.

¿Sobre esta novela? poco que decir que no esté ya dicho. Para quien considere que los clásicos son apuesta segura, haréis bien en leer éste también. Para quienes los clásicos son un tostón (y aquí me incluyo, a mí y a mis prejuicios más íntimos y sinceros): te va a molar tanto, muy-mucho-mogollón, créeme. Una historia tierna, con prota pequeña y muy estupenda, con una trama corta pero de las que transporta. Una maravilla. 

Y aquí llega el problema…

Nadie duda de que "Matar a un Ruiseñor" es casi una leyenda. ¿Sabíais que la autora, Harper Lee, sólo escribió este libro, allá por 1960, y ninguno más en toda su vida? Ganó incluso el Pulitzer con este libro. Y no volvió a publicar nada. 

En 2015, se publica “Ve y pon un centinela”, supuesta secuela de "Matar a un Ruiseñor". Pero si os digo que Harper Lee escribió sólo un libro en su vida, ¿de donde sale la secuela? ¿hablamos de un segundo Quijote apócrifo? ¿soy una mala mentirosa y tramposa?

Confiad en mí, pequeños mochuelos.

Después de terminar la novela original, me lancé a por esta supuesta segunda parte, deseando reencontrarme con mi nueva preferida, Scout Finch, y su hermano Jem. Y ver a Atticus para allá y para acá, cambiando el mundo sin mover nada de su sitio. Y pasar otro caluroso verano en Maycomb. Pero no.

Esta segunda parte transcurre 16 años después de la primera, y Scout, evidentemente, ya no es una niña. Ni dejan que lo sea. Es la total pérdida de la infancia en 270 páginas, y que sí, a todos nos toca pasar. Adiós a la magia, adiós a la esperanza, adiós a la seguridad de que todo saldrá bien y de sentirte protegido. Pero… esta novela es tan distinta a la primera que duele leerla tanto como a Scout hacerse, por fin, mayor. La trama ni siquiera se centra en lo mismo, y la visión del mundo deja de ser limpia e inocente, para ser turbia y sesgada y muy fea. Es la destrucción de un refugio.

Fatal.

Y cuando lo termino, y me cabreo, y decido olvidar la segunda parte y quedarme con la primera, descubro que esta “segunda parte” es, en realidad, ¡el primer borrador de Matar a un Ruiseñor! De ahí que lo llamen “la novela perdida de Harper Lee”.

Ni qué decir que se parecen la una a la otra como un huevo a una castaña. La verdad, no sé las vueltas que le tuvo que dar Harper Lee para convertir ese borrador triste, sesgado, blanco, en el complejo mundo interior de una niña daltónica en un universo tan racial. 

En definitiva, leed “Matar a un Ruiseñor”.

No leáis “Ve y pon un centinela”.

¡Malditas segundas partes que ni lo son, ni lo fueron!

 
________________________________________________________________

Título: Ve y pon un centinela
Autora: Harper Lee
Editorial: HarperCollins
Año: 2015
Género: Novela
Sinopsis: Maycomb, Alabama. A los veintiséis años Jean Louise Fich, Scout, vuelve a casa desde Nueva York para visitar a su padre, Atticus. Con el trasfondo de la lucha por los derechos civiles y los disturbios políticos que estaban convulsionando el Sur, el regreso de Jean Louise a casa se torna agridulce. El descubrimiento de perturbadoras verdades sobre su familia, la ciudad y las personas que más quiere, unido a los recuerdos de su infancia, va a hacer que se cuestione todos sus valores. Ve y pon un centinela capta a la perfección la dolorosa transición vital de una joven que deja atrás las ilusiones del pasado en un viaje que únicamente puede ser guiado por la propia conciencia. “La isla de cada hombre, Jean Louise, el centinela de cada uno, es su conciencia”.
Nota: un 4