domingo, 10 de junio de 2018

SIGO SIENDO YO, de Jojo Moyes



Título: SIGO SIENDO YO
Autor: Jojo Moyes
Editorial: Suma de Letras
Año: 2018
Género: Novela romántica.
Número de páginas: 540  
Sinopsis: Lou Clark sabe demasiadas cosas…
Sabe cuántos kilómetros hay entre su nuevo hogar en Nueva York y su nuevo novio, Sam, en Londres.
Sabe que su jefe es un buen hombre y sabe que su mujer le está ocultando un secreto.
Lo que Lou no sabes es que está a punto de conocer a alguien que va a poner toda su vida patas arriba.
Porque Josh le recordará tanto a un hombre que conocía que hace que el corazón le duela.
Lou no sabe lo que hará a continuación, lo que sí sabe es que lo que decida lo cambiará todo para siempre.

Mi opinión:
Aviso a navegantes perdidos (muy perdidos). Esta es la tercera parte de una trilogía, y la primera indicación para no perderse es que es fundamental leerla completa para entenderla.

Tal vez esta indicación sea absurda dado que la primera parte de la trilogía, titulada “Yo antes de ti”, es conocidísima, tanto por la novela en sí como por su adaptación al cine. Una historia triste, conmovedora e inesperada. Si no la habéis, leído, LEEDLA.

La segunda parte, “Yo después de ti” (sí, spoiler en sí mismo, el título) es una novela de transición que cualquiera, tras terminar la primera parte, creería totalmente innecesaria. Pero en este post me centraré en la tercera, que es la que le da más sentido a la continuación.



La tercera novela es difícil de explicar sin hacer spoilers, así que me voy directamente a lo que me ha enganchado de ella. De verdad que para mí es difícil que una historia romántica me atrape. Pero es que esta no es una novela romántica, no al estilo clásico. Sí va de las relaciones, pero la relación más importante de estas novelas es la que se tiene con uno mismo.

La protagonista es una locura, dan auténticas ganas de zarandearla al principio, pero tras “pasar con ella” por tantas cosas, la conoces, y la entiendes. Eso es lo magnífico de esta trilogía. Va de cómo la prota soluciona sus problemas, supera sus muchas, muchas adversidades (no al estilo sobrevivir a una guerra, sino al estilo de conocer quién eres, dejar de huir de tu propia personalidad, averiguar qué quieres para ti), de escuchar tus pensamientos y reconocer que, en realidad, no te atreves a hacer lo que quieres. Es imposible no identificarse con Louisa, la prota, porque te cuenta todos sus pensamientos, y eso te hace entenderla al máximo.

Te sientes su amiga, te parece que cada día te cuenta cómo le ha ido el día, sus problemas, cómo se ha sentido, lo que le gustaría hacer. La novela te hace sonreír, y te hace soltar lagrimones. También te hace tener que tapar con la mano las filas de abajo porque no puedes aguantarte a mirar el final del párrafo en algunos momentos de máxima tensión. Así que, contra todo lo que transmite su portada o su sinopsis, es una novela emocionante.

Yo la recomiendo si te apetece leer algo íntimo, una historia sin tintes épicos, real, sencilla pero que engancha. Si te apetece enamorarte de sus protagonistas, o tomarte un café y que una amiga te cuente sus problemas, las novelas de Jojo Moyes son altamente recomendables.



Nota: un 8,5.



No hay comentarios:

Publicar un comentario