jueves, 1 de febrero de 2018

THE WICKED + THE DIVINE, PARTES 1 Y 2



Título: The wicked + The divine
Autor: Kieron Gillen y Jamie McKelvie,
Editorial: Norma Editorial
Año: 2017 (España)
Género: comics
Páginas: 200
SinopsisCada noventa años, doce dioses regresan como jóvenes. Los aman. Los odian. En dos años, mueren todos. Está ocurriendo ahora. Está volviendo a suceder.



Mi opinión:
Si el año pasado fue #Elañodelostochos (recordemos ese largo, largo, largo verano con La Regenta, los terrores nocturnos con La Casa de Hojas, y otros dolores de espalda como El Asesinato de Sócrates, Todo Esto Te Daré, Origen o La Química) este, por azares de la vida, se ha postulado ya como #Elañográfico.
Y es que sí, por fin voy a atreverme con los cómics. No creo que caiga en el sobreexplotado mundo de los superhéroes (paciencia, señor), pero como buena fan de Moderna de Pueblo, siento atracción por las novelas gráficas, especialmente escritos por chicas y para chicas (aunque, de verdad, a mí misma me cabree este encasillamiento). He leído poco de novela gráfica o libro ilustrado, pero aparte de Moderna de Pueblo, me han enamorado Pedrita Parker, o Lucía Be, que recordemos, me regaló el libro MÁS BONITO DE MI ESTANTERÍA.
Así que me estoy atreviendo por ese lado oscuro y extraño, de lomos estrechos, de las estanterías de cómics. Y precisamente, haciendo caso a Pedrita Parker me hice en la biblioteca con “Gazpacho Agridulce”, una historia chino-andaluza de Quan Zhou Wu, de la que esperaba muchas risas y menos confusión.
En fin, ya me desahogué en Instagram, así que no hagamos más sangre aquí.

¡Pero no me voy a rendir a la primera! Y me he dejado influir por otra recomendación, esta vez de Javier Ruescas, que hablaba de estos comics en sus stories. La verdad es que no daba un duro por ellos, ya las portadas me tiraban para atrás. Pero han resultado ser extrañamente adictivos. Y sí, “extrañamente” es el calificativo que mejor les va.
Me han gustado muchísimo las ilustraciones (de verdad, las expresiones no pueden estar mejor captadas, increíble que sean dibujos), y la historia, que es rara de narices, te tiene en vilo. Los colores, casi místicos, espectacular. Además, me gusta que sea una historia continua, no una serie de viñetas sueltas, que es lo que ME-MA-TA de los libros ilustrados (véase… La Volátil, por ejemplo. Que molan-mil sus ilustraciones, pero NO como libros). ¿Qué más me gusta de TW+TD? Que están acertadamente publicados en “packs” de varios números. De momento están disponibles los tomos 1 (del 1 al 5) y 2 (del 6 al 11), así que no hace falta ir siguiendo “grapilla” a “grapilla” semanal o mensual. ¿Qué más? Que es inesperado. Ocurren cosas que no te esperas. Y a pesar del lado tétrico-sanguinario de la historia, no resulta desagradable. También creo que habla de algo real, el fanatismo, los (locos) fenómenos de seguidores… La protagonista es lo suficientemente sincera como para narrar lo loca que está por sus ídolos y lo estúpido, pero irremediable, que es para ella.
En definitiva, que lo recomiendo mucho. Para mí ha sido una rotura de moldes, y una incursión fuera del mundo colorido y femenino, pero sin caer en la invasión repetitiva de superhéroes que está ahogando el género.
Aún faltan las últimas partes por salir de esta ¿saga? de siete volúmenes, que espero pillar en los próximos meses.

Mi puntuación: un 8 sobre 10.  

1 comentario:

  1. Me alegra ver como cada vez más y mas chicas os decidís a adentraros en el mundo del comic. Vas a tener un año muy interesante. Te recomiendo Ghost World.

    ResponderEliminar