sábado, 22 de abril de 2017

El monstruo que amaba a las gasolineras, de Christopher Moore


Título: El monstruo que amaba a las gasolineras

Autor: Christopher Moore
Editorial: Booket
Año: 1999 (2014 – España)
Género: Novela, humor.
Sinopsis: La psiquiatra de Pine Cove ha decidido sustituir los antidepresivos que administraba a todos sus pacientes por placebos, así que naturalmente, o más bien artificialmente, la clientela del club de blues local se ha disparado. El problema es que la melancólica música también ha atraído a Steve, una gigantesca bestia marina con cierta obsesión por los camiones de combustible. De pronto, la taciturna Pine Cove ha dado rienda suelta a su líbido, y una misteriosa ola de crímenes asola la ciudad. El agente de policía Theophilus Crowe tendrá que mantener a raya sus más bajos instintos para descubrir qué está ocurriendo y si hay algún modo de detenerlo.

Mi opinión:
Que suene música romántica, que vuelen pétales de rosa, que nos pongan una bonita mesa con velas… porque Christopher Moore y yo volvemos a ser amantes.
(Ya me gustaría a mí, ¿eh?)
Para los auténticos y verdaderos fans de este blog, este será un notición. Los buenos seguidores recordaréis mi desgraciada etapa tras leer su novela “Aleta”. Fue una época muy, muy dura, pero oye, que el chaval (bueno, sí, ya le gustaría a él, ¿eh?) se ha esforzado y me ha reconquistado.
He pasado mis últimas vacaciones en el adorable Pine Cove, ese pueblecito ficticio donde Moore desarrolla la mitad de sus historias. Los pobres pinecovenses, después de su terrible invasión zombi durante “El ángel más tonto del mundo”, han tenido que sobrevivir a otra sobrenatural desdicha. Esta vez al estilo del más original de los Godzillas, pero con un toque de melancolía, blues y mucho desequilibrado (de los medicados) suelto por ahí.
Qué decir, que me he divertido mucho con esta novela. No es con la que más me he reído de las de Moore (¿existe, oh señor, algo mejor que “Cordero”, en este planeta? Claro que no! Aleluya!) pero sí que ha estado a la altura de lo que esperaba. Tiene golpes muy, muy graciosos, y está en su línea de humor absurdo, en el que a personajes muy normales les pasan cosas inconcebibles y, sobre todo en esta novela, tienen que luchar por no perder la cabeza.
En fin, que lo recomiendo, que me he divertido, que es desinhibido y loco y agradablemente diferente. Vuelvo a las filas de fans de Moore y, por suerte, a recordar que hay que reírse más, que todo se puede ir al garete en cualquier momento y no vale la pena desvivirnos por chorradas, que vale la pena pasarlo bomba de vez en cuando, le pese a quien le pese.
Vuélvete loco, ríete solo, disfruta de las situaciones más absurdas. Lee a Christopher Moore.

Mi puntuación: un 8 sobre 10.  

3 comentarios:

  1. ¡Cómo me alegra ver que te has reencontrado con Moore! Este hombre nunca defrauda escribe lo que quiere y como quiere y creo que eso es precisamente lo mejor de él. Unas risas y a disfrutar.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Estoy haciendo un sorteo en mi blog para apoyar una ley que protege a los animales. No se necesita seguir mi blog en ningún caso, tan solo seguir dos pasos que te llevarán menos de un minuto, pero que salvará cientos de vidas en el futuro. El regalo es un colgante literario por si te gustara participar ¡un abrazo enorme! ♡

    http://dearleire.blogspot.com.es/2017/05/sorteo-cambia-el-mundo.html

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! ¡Nuevas seguidoras! La verdad es que no conocíamos esta novela, pero por desgracia tenemos tantas novelas pendientes que por ahora no la apuntaremos entre nuestras próximas lecturas. Un saludo.
    Marta y Laura.

    ResponderEliminar