domingo, 11 de septiembre de 2016

EL LIBRO DE LOS BALTIMORE, de Joël Dicker


Título: El libro de los Baltimore
Autor: Joël Dicker
Editorial: Alfaguara
Año: 2016
Género: Novela, suspense.
Sinopsis: “Mañana ingresa en la cárcel mi primo Woody. Va a pasar allí los próximos cinco años de su vida. Por la carretera ue lleva del aeropuerto de Baltimore a Oak Park, el barrio de su infancia, adonde voy para acompañarlo en su último día de libertad, me lo imagino ya presentándose ante las verjas del impresionante penal de Cheshire, en Connecticut.”
Hasta que tuvo lugar el Drama, existían dos ramas de la familia Goldman: los Goldman de Baltimore y los Goldman de Montclair. Los Montclair, de los que forma parte Marcus Goldman, (que recordaréis como ficticio autor de La verdad sobre el caso Harry Quebert) es una familia de clase media que vive en una pequeña casa en el estado de Nueva Jersey. Los Baltimore, prósperos y a los que la suerte siempre ha sonreído, habitan una lujosa mansión en un barrio de la alta sociedad de Baltimore.
Ocho años después del Drama, Marcus Goldman pone el pasado bajo la lupa, en busca de la verdad sobre el ocaso de la familia. Entre los recuerdos de su juventud, revive la fascinación que sintió desde niño por los Baltimore, que encarnaban la América patricia, con sus vacaciones en Miami y en los Hamptons y sus colegios elitistas. Con el paso de los años, la brillante pátina de los Baltimore se desvanece al tiempo que el Drama se va perfilando. Hasta el día en el que todo cambia para siempre.

Mi opinión:
Voy a ir al grano (es decir, todo lo contrario que hace Joël Dicker en su novela). Este libro es genial.
Muchos conoceréis al autor de su famosísima novela “La verdad sobre el caso Harry Quebert”, una historia de misterio donde se intenta esclarecer la desaparición y asesinato de una joven 35 años atrás. En esta novela, el protagonista, Marcus Goldman, es un escritor que viaja al pueblo de la susodicha para investigar sobre el caso, que está misteriosamente relacionado con un antiguo profesor de universidad y mentor suyo.
Yo leí Harry Quebert hace varios años, y a pesar del exitazo de la novela, a mí no llegó a seducirme demasiado. La trama se va complicando de tal forma, y está narrada de una manera tan difusa, que cuesta acabar sabiendo quién mató a quién y por qué.
Muchos años después, me he atrevido con la tercera novela de Joël Dicker, tras haberle podido conocer en la Feria del Libro de Madrid. Y he caído seducida.
“El Libro de los Baltimore” es una historia truculenta, que engancha del todo. Es difícil, para mí, que una novela tan “realista”, sin fantasía ni nada parecido, me enganche de esa forma, trasladándome a otro lugar. Pero están novela lo ha hecho.
La calidad de los personajes es brutal, son complejos, creíbles, interesantes, diferentes y están genialmente reconocidos. Lo mismo ocurre con los escenarios. El ambiente americano de la época está logradísimo y se consigue de verdad trasladar al lector a otro escenario. Y es que todo esto no se hace a través de descripciones exhaustivas sobre la personalidad de los personajes, o excesivas referencias a sus pensamientos. Tampoco se describen tediosamente los escenarios. No, con pequeñas sutilezas, con detalles concretos, se consigue transmitir toda la esencia. En esto, Joël Dicker es un maestro.
Mas allá de tratarse de una novela de ficción, la historia en sí es muy realista, cosa que pocas veces ocurre. Las novelas, aunque se desarrollen en lugares reales, con personajes no fantásticos ni nada así, siempre tienen ese aire de ficción que perpetra la idea de que lo que lees está en un libro y es inventado. En este caso, el escritor de la novela desaparece, y piensas que es el auténtico Marcus Goldman el que te está contando su vida como en una biografía de lo más real y creíble.
Si hay algo que no me ha gustado es esa forma del autor de escribir a saltos. Los saltos en el tiempo crean cierta emoción, pero generan mucho “efecto spoiler”, aunque siempre acabe generándote nuevos misterios que te mueres por desvelar. Aún así, este sistema te impide seguir con intensidad los momentos más emocionantes porque están narrados “a trozos”, en capítulos separados, con lo que pierden algo de fuerza. Esto es lo que hizo que en Harry Quebert al final yo no me quedara con todo el desarrollo de la historia. Al estar narrada desordenadamente, no es a priori los puntos de la historia como en un hilo conductor lineal y coherente en el tiempo.
En definitiva, un libro muy, muy recomendable. La historia es sorprendente y te tiene en vilo hasta el final. De hecho, me ha gustado mucho más que “La verdad sobre el caso Harry Quebert”. La historia es más clara y se sigue mejor, aunque siga la misma dinámica e incluso tengan ambas el mismo protagonista (o más bien narrador de la historia, pues Goldman no resulta protagonista auténtico en ninguna de las dos novelas, sino que es más bien el testigo que recoge las historias de los auténticos protas).



Mi puntuación: un 8.5 sobre 10.  



2 comentarios:

  1. Es agradable cuando descubrimos un autor sin apenas proponernoslo. Quizás me lo lea, hace tiempo que quiero leer algo de misterio.

    ResponderEliminar

  2. Hola! He llegado a este blog gracias a la iniciativa Seamos Seguidores y como no he visto que tengas una entrada específica de esa iniciativa, te dejo el comentario aquí, si no te molesta :)
    Ya te sigo! y te dejo el link a mi blog por si te interesa http://lachicamiserable.blogspot.cl/ Espero leerte por ahí :)

    ResponderEliminar