lunes, 27 de junio de 2016

¿LIBRO O PELÍCULA? HA VUELTO.

 Hoy comparamos en el blog el libro “He vuelto”, del alemán Timur Vermes, y su reciente adaptación cinematográfica.

A las claras: a este libro me enganchó su portada. Lo vi en una librería, un fondo blanco, liso y muy brillante con el título muy en pequeño en el centro. Cortita de mí, tardé un rato en descubrir la alusión a Hitler, con el bigotito y el pelo. Me hizo n gracia tremenda, y también sentirme muy tonta.

Empecé el libro, que me había descargado en el Kindle, con muchas ganas. El planteamiento me pareció muy cómico: Hitler se despierta en pleno 2014 en un parque de Berlín, sin saber muy bien cómo ha llegado ahí. El planteamiento, sí, me pareció muy cómico, pero luego el desarrollo no me lo pareció tanto.

La gracia del libro radica en ver, no como Hitler se encuentra a sí mismo en un mundo “futurista”, sino en escuchar su discurso político 60 años después y descubrir que no está tan desencajado en el pensamiento de hoy en día como uno pensaría en un principio. A este Hitler no le cuesta integrarse en la vida moderna, porque los demás lo toman por un actor cómico que imita a al Adolf original y lo hace 24 horas al día, de una forma muy concienzuda y muy convincente. Y él, simplemente ve un arma de guerra en cada nuevo invento que descubre: la televisión, internet,… pero no parece extrañarse demasiado de encontrarse vivito y coleando en el siglo XXI.

De cualquier modo, la novela avanza… o debería decir “avanza”, entrecomilladamente, porque a mí se me hizo muy pesada rápidamente. El narrador es el propio Adolf, por lo que la lectura consiste en un continuo discurso político, una arenga detrás de otra y un montón de alusiones muy detalladas a la vida de Hitler, sus colaboradores, batallas, estrategias, etc. Demasiado técnico para mí, la verdad. Y sí, reconozco que abandoné el libro a la mitad.

Pero hace poco me sorprendió que, lo que para mí había sido un libro muy tedioso, había sido llevado al cine. Hace poco tuve la oportunidad de verla y, qué decir… no admitiré que la película me encantó, pero resultó tener un contenido y un enfoque mucho más interesante que el libro. Teniendo en cuenta que, evidentemente, la peli viene del libro, una de dos: o en el film mejoraron mucho el guión adaptado, o todo lo bueno del libro estaba en la mitad que no me leí. Suerte la mía.

La película, al principio, es también un poco lenta, pero luego cambian la trama (no es totalmente fiel al libro. La película está rodada a modo de falso documental, cosa que no pasa en la novela) y ponen a Hitler a viajar por toda Alemania, a hablar con la gente y, curiosamente, a encontrar muchos rechazos pero también cierta aceptación de su discurso. La película avanza y Hitler acaba en la tele, con un programa propio y… ¡hasta aquí puedo contar!

Creedme que a partir de ese punto, la película se pone muy interesante, pues avanza en el desarrollo de estas cuestiones: ¿qué pasaría si Hitler viviera hoy en día? ¿volvería a conseguir el poder de antaño en pleno 2014? ¿hemos evolucionado como sociedad? ¿aprendimos algo de la Segunda Guerra Mundial?
La película es, por tanto, muy recomendable. Y sobre todo para amantes de la Historia y cinéfilos muy versados: encontraréis referencias alucinantes a películas míticas antiguas.

En definitiva, a pesar de que no tenga autoridad moral para afirmar esto (que sí, que no me acabé el libro, sacrílega de mí… pero es que era un tostóooooon), opino que es mejor la película que el libro. Más alá de que ambas historias (que, en teoría, son la misma) son buenas, la pelicula al menos es más entretenida, especialmente para expertos cinéfilos e interesados en la historia. También es verdad que no es una película comercial, entretenida o dinámica, pero puestos a elegir versiones (que es a lo que se dedica esta santa sección)… mejor la peli.


¡Dicho queda! 


2 comentarios:

  1. Peliculón! No sé si se parece mucho o poco al libro, pero desde luego lo que está claro es que la película es genial. El formato de falso documental aprovecha lo mejor de otras películas como Börat o Bruno, añadiéndole toques que recuerdan a "This is Spinal Tap" (para algunos la mejor comedia de la historia). Muy recomendable.

    ResponderEliminar
  2. En Borat personas con tendencias derechistas eran enfrentadas a un personaje al que muchos consideraban real (el periodista kazako) sin más objeto que ridiculizarlas. “Ha Vuelto” sigue una línea similar: personajes con ideas nacionalistas y conservadoras confrontado a un personaje que saben es un actor (que personifica a un personaje real que se hace pasar por actor), por lo que encaja totalmente en el sentido de la película.

    Sin embargo mientras en la comedia del 2006 la interacción con personas reales no tenía más propósito que el entretenimiento, “Ha Vuelto” lo utiliza con propósitos más siniestros: crear alarma progresista y izquierdista sobre “el cuarto reich a la vuelta de la esquina”, asociar cualquier comentario de disconfort respecto a la presencia masiva de extranjeros con Hitler y el nacionalsocialismo. ¿piensas que los niños turcos son indisciplinados? NAZI ¿Consideras que la postura radical de los salafistas es incompatible con la sociedad alemana? NAZI ¿tienes puntos de vista sensatos sobre la diferencia de CI entre africanos y europeos y como llegada masiva de los primeros puede afectar la inteligencia promedio? NAZI ¿consideras que la preservación de razas en la cría canina tiene algún simil con el mantenimiento de la identidad de las naciones europeas? NAZI y así sucesivamente. Y por supuesto todos los movimientos políticos europeos con algún cariz identitario, nacionalista o antiislámico, como AfD, el FN, los seguidores del difunto Theo van Gogh, etc., solo allanan el camino al cuarto Reich. Y aquellos alemanes que opinan que ya han sido machacados por más de 7 décadas con el discurso de culpa por lo ocurrido en 1933-´45 y que ya es hora de cambiar, también son complices.

    La película no es tan original, no sólo copia a Borat sino que toma recursos de otros filmes: En “American Story X” discursos sensatos sobre la falt de control a la inmigración ilegal, sus efectos sobre los empleos estadounidenses o la histeria mediática sobre el caso Rodney King eran seguidas por escenas de violencia, para asociar dichos puntos de vista con “odio” y agresividad. Hitler maltratando y asesinando un cachorro (para desvirtuar su conocida postura de defensa de las especices animales)? eso ya se vio en la mini serie “Hitler: Rise of Evil”. Terminar la película con imágenes reales sobre “la amenaza nazi” que tienen poco que ver con el desarrollo de la cinta, ya se vio en “Cruz de Hierro” que nos bombardea al final con fotografías de “atrocidades nazis”, con poca relación con el argumento central del filme. Y aunque no se manifiesta, la solución implícita está en más censura a los discursos y grupos de odio, a todo lo que nos suene como “nazi”. Como si la actual no fuera suficiente! Si me preguntan la escena más irrealista de toda la película, aparte de Hitler regresando a la vida desde 1945, por supuesto, es aquella en que el fiscal benevolente se hace de la vista gorda de la denuncia por “discurso de odio”. Como si no fuera la alemania donde te pueden encarcelar por levantar mucho el brazo, y más aún por enseñar “símbolos nazis” o “hacer apología”. El desenlace de la película está telegrafiado, antes de la mitad se hace bastante obvio que será el mismo Savitsky el que se pondrá contra Hitler, y que la atractiva chica de cabello negro resulta ser judía, es algo que también se ve venir a km de distancia. En fin una película entretenida, sí, pero de a la que hay qu descifrar su lenguaje de alarmismo e histeria.

    ResponderEliminar