martes, 26 de enero de 2016

DIARIO DE UNA VOLÁTIL, de Agustina Guerrero.


Título: Diario de una volátil.
Autor: Agustina Guerrero.
Año: 2014.
Género: Comic - Ilustración.
Sinopsis: Cosas que sientes y no puedes contar… como un te quiero, así, de repente. Cosas que te dan vergüenza, miedo, pereza… como colgar la colada con los calcetines emparejados. Cosas que te hacen sonreír, reír, llorar… como un lunes cualquiera sin café y sin amor. Un mundo entero de detalles chicos y grandes que hablan de ti, de mí y de todos nosotros. La Volátil, una treintañera con camiseta de rayas que ve el mundo muy a su manera: aquí está por fín, y ha venido para quedarse.   









Mi opinión:
Hacía mucho, mucho, mucho tiempo que tenía ganas de echarle el guante a esta belleza. Llevaba siglos haciéndole ojitos en las librerías cada vez que lo veía, pues tenía una pinta estupenda: gracioso y bonito, con detalles muy cuidados y original. Al menos, eso es lo que se intuye desde la portada.



¿Y por qué he tardado tanto en hacerme con él, diréis? Pues porque a mí leer/comprar comics me echa bastante para atrás. En realidad, ya en la librería, con dedicarle cinco minutos parece que te hayas leído más de la mitad, así que es una “inversión” difícil, pues me gusta que los libros me duren. Y cuanto más, ¡mejor! Entiendo que la belleza de los comics está en las imágenes, que hay que detenerse a observar los detalles de los dibujos y el conjunto de las ilustraciones, pero yo no tengo paciencia para eso. Voy al texto, me meriendo los bocadillos de los diálogos en un plis, y enseguida acabo con ellos.
Más allá de esto, vayamos al lío. ¡Por fín me hice con Diario de una volátil! Pero, tristemente, me esperaba mucho más. Efectivamente, se me ha quedado un poco flojo, pero es porque yo necesito texto, una trama, un hilo conductor… en este libro las ilustraciones son preciosísimas, y muy, muy ingeniosas. Están verdaderamente chulas y valen para muchas situaciones porque son muy realistas (sobre todo en esas situaciones que nos da un poco de vergüenza que sean verdad, pero todos sabemos que es así, jeje).

Pero, al fin y al cabo, es una recopilación de viñetas sin mucho sentido entre ellas, sin ningún nexo. No tienen un hilo conductor o un orden lógico, y es por lo que se me hace poquita cosa. El libro se divide en tres partes: hay una primera parte de viñetas variadas llamadas “yo”, una segunda referida al amor de pareja (“él”), y una tercera supuestamente dedicada a quererse a uno mismo o algo así (“ellos”). Todas las ilustraciones son bonitas, con mensajes positivos, alegres, motivantes, sinceros o que hacen reír, pero incluso dentro de los “capítulos”, no hay relación entre una página y la siguiente.
Por ello hay que considerar el libro como lo que es, una recopilación de viñetas de esta ilustradora argentina, que tiene un blog (¡y que recomiendo muchísimo! Lo podéis visitar aquí) en el que publica casi todo lo que hace y que está fenomenal. Pero en mi caso, prefiero más a otras ilustradoras que utilizan un hilo conductor entre sus viñetas, o que incluyen texto que alarga y da coherencia. 

No hace mucho, la autora, Agustina Guerrero lanzó su segundo comic: Mamma Mía, en el que se reúnen las viñetas que dibujó mientras estuvo embarazada, recogiendo sus reflexiones y miedos. En este caso, creo que la historia tiene más cohesión, y tiene muy buena pinta. ¿Qué me decís? ¿Habéis leído alguno de los dos? ¿Os gustó?



Mi puntuación: un 7 sobre 10.  



No hay comentarios:

Publicar un comentario