sábado, 29 de agosto de 2015

EL MAR DE LA TRANQUILIDAD, de Katja Millay

Reseña 17 de 50.

Título: El mar de la tranquilidad.
Autor: Katja Millay.
Editorial: Plataforma NEO.
Año: 2015.
Género: Juvenil.
Sinopsis: La antigua prodigio del piano Nastya Kashnikov solo quiere dos cosas: terminar el instituto sin que nadie conozca su pasado y conseguir que el chico que se lo arrebató todo –su identidad, su espíritu, sus ganas de vivir- pague por lo que hizo.
La historia de Josh Bennett no es ningún secreto. Cada persona a la que ha amado ha sido arrancada de su vida, y a los diecisiete años, no le queda nadie. Ahora, lo único que quiere es estar solo. Y parece que la gente comprende que no necesita compañía. Todos excepto Nastya, la misteriosa chica nueva del instituto, que poco a poco irá acercándose a él. Pero cuanto más llega a conocerla Josh, mayor es el enigma. A medida que su relación se intensifica, las preguntas sin respuesta salen a la luz y él comienza a preguntarse si alguna vez sabrá quién es Nastya en realidad, o incluso si quiere descubrirlo.

Mi opinión:
He tenido muy mal enfoque con esta novela desde el principio.
La cogí con muchas ganas, pues está muy, muy recomendada por toda la blogosfera literaria y la mayoría de los booktubers, pero para mí, ha sido una completa decepción.
¿Mi mayor queja? Que en esta novela no pasa NADA. Es decir, hasta la página 150 no pasa absolutamente nada relevante, y es cuando llegas a esta parte cuando te das cuenta de que llevas leyendo una introducción de casi doscientas páginas. Y no digo que en este punto la novela se ponga interesante y empiece la acción, no. Es que en este punto, a mitad de la novela, los personajes simplemente empiezan a interactuar. ¡Una tortura!
Se supone que ésta es una novela con muchos toques de intriga y suspense, en la que quieres seguir leyendo para conocer el misterioso pasado de la protagonista. Y es que, con un comienzo así, ¡cualquiera se engancharía!:

“Odio mi mano izquierda. Odio mirarla. Odio cuando se estremece y tiembla y me recuerda que mi identidad ha desaparecido. Pero la miro de todos modos, porque también me recuerda que voy a encontrar al chico que me lo arrebató todo. Voy a matar al chico que me mató, y cuando lo haga, voy a hacerlo con mi mano izquierda”.

Intrigante, ¿verdad? Pues siento muchísimo decir que este es el cénit de la novela. Estas son las frases más interesantes que encontraréis, y están en la primera página, así que supongo que comprenderéis mi decepción…
¿Conocéis las “reglas no escritas” de la literatura? ¿El contrato ficticio entre lector y escritor? Se trata de que cuando el escritor “promete algo”, con una trama interesante, tensa, que nos pone en expectativa de algo… tiene que cumplir con su palabra y resolvernos el misterio. No se pueden dejar explicaciones sin dar, o que los personajes pasen a hacer cosas inverosímiles si no tiene justificación ninguna (la bipolaridad es una explicación pobre, pero es una explicación…). Es decir, si escribes 400 páginas elucubrando sobre la increíble historia que tiene traumatizada a la protagonista (y que es el eje principal de la historia), no puedes luego despachar el final en dos páginas, o hacer que el motivo de todo sea casual, por ejemplo. Esto no es exactamente lo que pasa en el Mar de la Tranquilidad (¡no quiero espoilear!), pero ocurre algo por el estilo, y para mí resultó toda una decepción.
En mi caso, me siento por tanto “estafada” en dos sentidos. Primero, por la autora, pues crea unas grandes expectativas al principio que no se ven satisfechas con las explicaciones del final. Y es que en la novela no ocurre nada más que la espera hasta la explicación final. En medio, no hay nada de trama. Y es que, ¿se puede escribir una novela en la que los protagonistas se conocen y… punto?
En segundo lugar, me siento decepcionada con la esfera blogger/booktuber, o tal vez más bien conmigo misma, por esperar tanto del libro y haber recibido tan poco. ¡Y supongo que de esto último sólo tengo la culpa yo!
Si tuviera que decir algo bueno a favor de la novela es que se trata de una lectura ligera, recomendable para verano y bastante enfocada, en mi opinión, a jóvenes de 12-16 años (no es young-adult, desde luego). La segunda mitad del libro, como he dicho, es más entretenida, por lo que recomiendo seguir leyendo para superar el tedio inicial. Poco más puedo decir de ella. Yo no la recomendaría por ser tan básica en hechos y personajes. Pero esto, como siempre, va al gusto del consumidor.
Por ello, dejo aquí el enlace de la editorial para leer el primer capítulo de la novela. ¿Os engancha? ¿Ya la leísteis y os gustó? ¡Contadme vuestras impresiones en los comentarios!


Mi puntuación: un 4 sobre 10.  


5 comentarios:

  1. Qué bien tenerte de vuelta! ¿En que cueva te habías escondido my dear? La verdad creo que los libros de ultimamente van a peor....no hay que dejarse influir por lo que piensa la mayoría. Recuerda: dos millones de moscas no pueden equivocarse lea 50 Sombras de Grey.

    Hay que dejar que los libros se enfríen como los buenos postres unos 10 años y si alguien sigue hablando de ellos entonces pues a leerlo.
    Me sorprende que le des un 4 para lo poco que te gustó, eres demasiado buena.

    ResponderEliminar
  2. No hay cosa que odie más que en un libro no pase de nada. Te comprendo, me pasó lo mismo con Temblor (que no llegué a terminarlo). Todo el mundo hablaba cosas geniales de él y cuando empiezo a leerlo me doy cuenta que en realidad no pasa nada...
    Bueno, cada persona ve los libros a su manera. Espero que el siguiente libro que leas te encante^^
    Un beso^^

    ResponderEliminar
  3. Por lo que parece es uno de esos libros sobrevalorados de los que si das una opinión negativa te miran raro. Bueno, a mi me pasó lo mismo con Eleanor & Park. Supongo que para gustos, los colores...
    Te acabo de seguir y tu blog está chachi (única persona del siglo XXI que usa esa palabra). ¿Te pasas por el mío?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaj, chachi es ahora súper vintage, ¡no dejes de decirla! :P
      Gracias por tu comentario :)

      Eliminar
  4. Hola! Tengo este libro en pendientes, y tenía muchas ganas de leerlo, pero leyendo tu reseña, creo que de momento lo voy a dejar.
    Acabo de llegar a tu blog y la verdad es que me ha encantado, así que me quedo por aquí. Te invito a que pases por el mio. Besos y nos leemos!!

    ResponderEliminar