jueves, 12 de marzo de 2015

ALABARDAS, de José Saramago

Reseña 9 de 50.

Título: Alabardas.
Autor: José Saramago.
Editorial: Alfaguara.
Año: 2014.
Género: Novela.
Sinopsis: Meses antes de su muerte, José Saramago sintió una vez más el impulso vital de reflexionar desde la ficción sobre una de sus mayores preocupaciones: la violencia ejercida sobre las personas y las sociedades, que las convierte en víctimas y les impide ser dueñas absolutas de sus vidas. El resultado de este impulso es Alabardas, alabardas, espingardas, espingardas, una huella emocionante del inagotable espíritu de lucha de José Saramago y su última voluntad narrativa.
El relato inconcluso plantea el conflicto moral de Artur Paz Semedo, empleado de una fábrica de armas, que, intrigado por el sabotaje de una bomba durante la Guerra Civil española e impulsado por Felícia, su exesposa, inicia la investigación de los entresijos de una época convulsa, lo que despierta en él un debate íntimo entre la ceguera impuesta por el miedo heredado y la necesidad del compromiso.
El libro, publicado en edición especial e ilustrada con grabados de Günter Grass, incluye las notas de trabajo de Saramago, en las que el autor plantea cuál sería el final de la historia narrada. Se complementa, además, con textos del periodista y escritor italiano Roberto Saviano, y del poeta y ensayista español Fernando Gómez Aguilera.
Alabardas, alabardas, espingardas, espingardas es una reflexión sobre el poder y la destrucción, sobre cómo las armas alimentan el gran fracaso ético de la humanidad que son las guerras sobre la paz como único camino posible para romper con la aparente inevitabilidad de la violencia.

Mi opinión:
Seré franca. José Saramago es, indiscutiblemente, mi escritor preferido. Recuerdo cuando me enteré de su muerte, hace ya bastantes años. Sonará de lo más exagerado, pero de verdad que se me desgarró el corazón. Saramago pasó el final de su vida en la isla de Lanzarote, al autoexiliarse de su Portugal natal, que vetó al escritor tras la publicación de su polémica novela “El evangelio según Jesucristo”. Yo, al ser también canaria, siempre tuve la pequeñita ilusión de poder, tal vez, algún día, conocerle. Pero el día que supe de su muerte pensé dos cosas: la primera, que ya no podría conocerle nunca. Y la segunda, que jamás volvería a leer ningún libro nuevo suyo.
Pero he aquí, que el gran Saramago, premio nobel de literatura 1998, vence a la muerte con un último libro.
Alabardas me ha dejado sin aliento. De verdad. Es cierto que la edición que ha publicado Alfaguara sólo contiene tres capítulos, los que pudo escribir antes de su muerte, pero la historia es tan buena, que bastan esos tres capítulos para darse cuenta de su grandiosidad. Sin duda, perdimos a un gran escritor, pero también perdimos una gran obra maestra suya que “no pudo ser”.
Si conocéis algo de la obra de Saramago, sabréis que casi siempre escribe sobre la ética y la humanidad. Plantea situaciones bastante rocambolescas donde la verdadera naturaleza humana sale a flote, y hace un análisis concienzudo de lo que nuestra sociedad es capaz de hacer. En este caso, el planteamiento de Alabardas se basa en una idea: ¿por qué nunca se ha producido una huelga de trabajadores en una fábrica de armas? Sin duda, da qué pensar… ¿qué ética acompaña a un trabajador de esa industria? ¿Duerme tranquilo por las noches? La historia se intuye interesantísima, aunque tristemente inacabada.
La edición, ilustrada con grabados de Günter Grass y un par de textos de Roberto Saviano (periodista y escritor) y de Fernando Gómez Aguilera (poeta y ensayista), contiene algo valiosísimo: las notas privadas del trabajo de Saramago. Son breves, pero esclarecedoras. Permiten adentrarse en el método de trabajo del autor, y en una intuición de cuál sería el desarrollo de esa historia que deja inconclusa. Leer esas notas, íntimas y personales, hace que uno se sienta mal, pues parece una total violación de su intimidad, pero al mismo tiempo, resulta tremendamente emocionante y conmovedor. Es como oír las palabras del propio Saramago comentando su obra.
“Es posible, quién sabe, que quizá pueda escribir otro libro”. Con esta frase desgarradora se despide José Saramago del mundo de la literatura, esta vez para siempre.

Mi puntuación: un 10 sobre 10. 



12 comentarios:

  1. Es muy emocionante ver con que cariño y admiración hablas de Saramago. Que alguien a día de hoy en una sociedad de admiraciones fugaces y fans de palo demuestre tal cariño demuestra que eres una lectora consumada. Para los admiradores supongo que ha sido como el regalo de despedida encontrar este libro.

    ResponderEliminar
  2. Hola guapaaa! Vengo de parte de tu madrina y ex-ahijada mía ^^ Es maravillosa así que seguro que llegarás a los 100 prontito ^^ Ya tienes nueva seguidora :)
    Un besazooooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias!!!! He visitado tu blog, ¡me encanta!
      Muchas gracias por el comentario :)

      Un abrazo!

      Eliminar
  3. Hola! te he dejado una nominación para el premio “LIEBSTER award discover new blog”
    http://viveydejaleer.blogspot.mx/search/label/LIEBSTER%20award%20%20discover%20new%20blog
    SALUDOS :D

    ResponderEliminar
  4. Hola! no lo conocía así que lo miraré.
    un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está muy bien, y lo han publicado hace nada. Pero si no has leído nada de Saramago antes, te recomiendo empezar por cualquier otra obra suya, para que puedas leerla hasta el final!

      Gracias por tu comentario :)

      Eliminar
  5. ¡Hola! Soy Linay y vengo de la iniciativa “Seamos seguidores". Te sigo y te dejo mi blog para que te pases. Un besote y nos leemos.

    http://neverlandsegundaestrellaaladerecha.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  6. Hola!! Soy Esther Galán del blog El Lado Oscuro. Yo también formo parte de la iniciativa "Seamos Seguidores". Te sigo y te dejo el link de mi blog.

    esthervampire.blogspot.com.es/

    Un abrazo y nos leemos!!

    ResponderEliminar
  7. Hola, te hemos nominado a un premio, pasate por nuestro blog para verlo. Besos ^^
    http://ellashandicho.blogspot.com/2015/03/nuestras-2-primeras-nominaciones.html

    ResponderEliminar